miércoles, 18 de mayo de 2016

El diario de lucía

Buscaba torturarme un poquito, recordar por un momento los días a su lado para saber en qué parte fue que nos perdimos el uno al otro. En el silencio de la noche y una cabeza con ganas de expulsar todo, decidí escribir sobre la historia que tuve a su lado. Siempre es casi auto destructivo volver a escuchar canciones que formaron parte de esos momentos, es como si uno mismo buscara ´sufrir´ un ratito. En cada párrafo que desfoga mi odio-amor podía liberar de mí residuos de mi historia a su lado. Podía darme cuenta como mi pecho se desinflaba de tantas palabras no dichas, era como especie de terapia imaginar que lo tenía en frente diciéndole mil cosas, mil reclamos. Terminé en el mismo lugar, en la misma silla y repitiendo la misma canción para poder hacer el contexto un poco más trágico. Los recuerdos no te dejan ser libre, es como especia de cárcel mental que te atrapa y no te quiere soltar, hasta que uno mismo coge la llave llamada coraje para que de una vez por todas, superar y saltar hacia otro lado donde no te lleve a él. 

Diario de Lucía | ´Baby tenme piedad´