lunes, 13 de noviembre de 2017

‘El amor es cuestión de fe’

erase una vez, el amor es fe, blog erase una vez, frases de amor

 Luego de mucha confusión, intentos frustrados y otras cosas, recapacité sobre las pocas o muchas personas de buen corazón que aún existen. Cogí un papel, una canción de Joaquín Sabina y escribí todo eso que me hizo sentir por primera —y única vez— enamorada. Sentía la necesidad de sentir un amor real, uno de esos que te hacen recordar que sí existe.
Entre muchas cosas, rescaté la nobleza del corazón de aquel hombre que me acompañó durante cinco años, quien me vio crecer, quien me siguió en diferentes etapas, pero quien también vio lo peor de mí y, aun así, decidió quedarse. 

El chico que está lleno de errores, pero que —ahora sé— ninguno como para apartarlo de mi vida. Comparé situaciones, analicé sus grandes cambios y el hombre quien ahora es. Exalté, sobre todo, su tierna voluntad de ser mejor guiado por la divinidad. El muchacho que me citaba todos los domingos a las 6 de la tarde en la iglesia, el que se enternecía al escucharme cantar canciones de paz.

La vida es un juego de azar que te prepara según experiencias para perder o ganar, pero que siempre, siempre, se aprende. Es el viaje que según a tus decisiones, te llevará a tu destino. El amor, como siempre lo creí, es cuestión de fe, es la decisión más importante que nos lleva a no confundir ese sentimiento tan importante con amistad o afinidad. Es la palabra que se construye, que se transforma en hechos y hasta en un para siempre. El amor tiene el poder de borrar con cualquier mal recuerdo o tropiezo, de perdonar, de perdonarte y sobre todo, de hacerte una mejor persona, si así lo deseas.

—Tú solo pídele lo que deseas a Dios con mucha fe y él te lo cumplirá, créeme. — Me aconsejó él, cuándo le dije que estaba confundida…
—¿A ti se te ha cumplido algo? Le pregunté

— ¿Por qué crees que hoy estamos hablando de nuevo ? — Me dijo.

lunes, 30 de octubre de 2017

*Harmonía

Harmonía, Diosa Griega, Paz interior

Pasaron exactamente 212 días y me senté a hacer un recuento de los hechos. De mis hechos. Junto a mi conciencia, ropa ligera y música bonita, me propuse tener un viaje interno. Esos que son necesarios cada cierto tiempo para obtener paz.

De hecho, había cosas que me arrepentía en su totalidad, otras de las que me enorgullecía por haberlas cumplido, otro poco, por haberlas dejado pasar, pero en gran parte, sentía mucha satisfacción por la fuerza interna que había logrado para afrontar ciertas circunstancias imprevistas de la vida. En ese viaje pude notar que, aunque para muchos pueda parecer frivolidad, para mí era priorizar. Porque, ¿qué pasa si a todo le damos el mismo lugar? No sabemos cuándo y qué es lo más importante para mantener el equilibrio.

Esa estabilidad del que tanto se habla, pero de la que pocos conocemos de verdad. Revalué mi lista de prioridades, taché, agregué y cerré mi libro, ese cuaderno de hojas en blanco donde escribimos nuestra vida y que cuando es necesario, también rompemos páginas para seguir recordando como un tatuaje en la piel, que lo más importante para ser feliz, es amarse a uno mismo, al punto que sobre tanto amor como para dar.


*Harmonía es la Diosa de la armonía y la concordia.

jueves, 26 de octubre de 2017

Decoración con libros

Si tienes libros en casa, una de las formas de sacarle provecho es utilizarlos como parte de la decoración de la casa. Aparte que le damos otra utilidad, forman parte de los detalles especiales de nuestro hogar.

Estas son algunos de los usos que he dado a mis libros :)




Coloqué mis libros como base de mi monitor para que le de altura. 'Comer, rezar, amar' es una de mis novelas preferidas y al terminar de leerlo opté por ponerlo ahí. Esto irá cambiando conforme termine de leer otro libro :)


El librero que tenemos, no solo puede estar lleno de libros, podemos darle un toque especial con algún cuadro —como el mio— con una frase que acompañe nuestra pasión literaria.









Algunas frases literarias las tengo en cuadros y las coloqué en mi habitación acompañados de unos pequeños focos que le dan al ambiente una luz tenue. Aparte, esta iluminación me ayuda a mi lectura nocturna.


viernes, 29 de septiembre de 2017

Déjá vu

500 días con summer, 500 days of summer, frases



Y cuando más la quería olvidar
más bonita la volvía a ver.


Dopamina

blog, madres, madres primerizas, regalo divino, dopamina, serotonina, blog de mamás



Hace unos días, decidí hacer una lista de todo lo bueno que he aprendido en este año. Al terminarla, con humildad también acepté todo aquello que me falta corregir, crecer y aprender. Pero mi confianza y optimismo me motivan para saber de lo que soy capaz.

La vida nos presenta cambios repentinos que más que aceptarlos, debemos tratar de interpretar y preguntarnos: ¿qué nos quiere decir esta situación?. Yo les llamo mensajes divinos —porque creo fielmente que hay un Dios—. En esta pequeña lista, de todas las buenas cosas que rescaté que hay en mí, caí en la cuenta que la mayoría las he aprendido desde hace 1 año y diez meses, edad la que tiene mi hijo.

Sonreí con la certeza que sin duda, mi hijo ha sido en mi vida, mi salvación. No porque haya estado en la perdición, sino porque ser madre me hizo conocer una parte del amor que no conocía. Ser madre me hizo ser más consciente de vivir, menos egoista, más perseverante, más valiente, menos temerosa y más atrevida, para vivir de una manera más intensa y poder apreciar la bondad de un corazón. José Manuel es mi regalo divino, es la respuesta a mis oraciones con fervor, es la bendición de mi vida, es el dulce a mi amargura, el antídoto a mis días de baja serotonina. Mi dosis de dopamina, es la luz que más me hace brillar. Y le agradezco al universo entero y a cada constelación, por iluminar de esta forma los pasos que doy. Porque una vez que enciendes tu luz, nada ni nadie la podrá apagar.



*Tenía que poner la foto más natural posible, porque esos son los mejores momentos :)

lunes, 25 de septiembre de 2017

Primavera

primavera, blogs, blogger


Fui a dar un paseo. Uno de esos escapes donde te propones dejar de lado todo aquello que no sea natural. En mi equipaje llevé conmigo una extensa lista de buenos deseos, música para reflexionar y una gran cuota de humildad para poder verme a los ojos como desde hace mucho no lo hacia.

Me encontré con distintas situaciones mientras camina por la orilla del mar. En cada pequeña ola que reventaba en mis pies, sentía que al retirarse, se llevaba cada parte de mi que ya no quiero que habite. Y así, en ese camino, caí en la cuenta de todo aquello que he aprendido en los giros que da la vida —mi vida— en esos paraderos donde nos deja el destino y que a veces, no sabemos el porqué.

Aproveché el ocaso de la tímida primavera y sentí una vez más el agua irse de mi. Llevándose —literalmente— el verano, el invierno, el otoño y dejándome con este presente cálido que abraza el alma. 


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Vive bonito

blog, frases de amor, libros

Como todas las noches —antes de dormir— pensaba sobre el poco tiempo que paso en casa. La rutina del trabajo y otras actividades, hacen que esté más fuera que dentro. Comencé a poner un poco de orden al claro desorden que había en la sala, mientras limpiaba el pequeño espacio que he hecho mío desde que estoy aquí. Al principio me pareció algo absurdo contemplar mi librero, pero sentí que realmente hay una parte de mí ahí. 

Los libros que he leído, los que me faltan leer, los cuadros con ese algo especial y así, sentí un consuelo al saber que, aunque no pase muchas horas en mi hogar, cuando eso sí sucede, lo puedo disfrutar enormemente.


Hacemos nuestro lo que nos ‘cuesta’ —no exactamente dinero— sino dedicación. Al depositar nuestra inspiración en cada rincón, en cada espacio, dejando una parte de nuestra esencia en eso tan vital que se llama hogar. 


lunes, 4 de septiembre de 2017

Dos

her, Frases, Película Her


— ¿Por qué me miras así? — le dije, al ver que no me quitaba los ojos de mis ojos. En vista que no lo dejó de hacer, fingí hacer algo importante para desviar su mirada.
— Sigues igual como cuando tenías 22 años, Lucía
— Lo dudo, he cambiado mucho, lo sé porque me he visto en fotos
Se sonrió y me dijo —sigues sin maquillarte en exceso, sin pintarte los labios, aun mantienes tu belleza natural.

En vista que me estaba poniendo nerviosa por sus halagos, aproveché el momento y le hice la pregunta que había esperado por meses hacerla.
 — ¿Por qué estuviste a mi lado tantísimos años?
 — ¿No lo sabes? Siguió con esa sonrisa permanente mientras me decía: tú tienes ese algo que no se ve así nada más, así como ese lado inexplicable de tu capricho, pero así hay gente como yo, que le gusta lo lioso, porque sabe que eso es lo interesante de despertar junto alguien como tú, que siempre te dará algo nuevo.

 Los ojos se me llenaron de recuerdos, de vacíos, de agradecimiento. Cogí sus manos –como hace tanto tiempo no lo hacía- y le dije literalmente el diálogo de una de las películas que me hacía llorar a cántaros mientras él me abrazaba en su regazo. “He estado sentada aquí pensando en todas las cosas por las que quiero disculparme. Todo el dolor que nos causamos mutuamente. De todo por lo que te culpé. Todo lo que necesitaba que fueras o dijeras. Lamento eso. Siempre te amaré por qué crecimos juntos. Y me ayudaste a ser quien soy. Solo quería que supieras que siempre habrá una parte de ti dentro de mí. Y estoy agradecida por eso. En quien sea que te conviertas y donde sea que te encuentres en el mundo te envío mi amor.”



 [.]