miércoles, 21 de octubre de 2015

Diario de Lucía | Partículas

el diario de bridget jones, frases de el diario de bridget jones, frases cortas


Leía el pasado con intensidad para intentar revivirlo, para tratar de tenerlo de nuevo. Cada palabra se iba suicidando al leerla y yo me hacía más ilusa al pensar que se puede retroceder el tiempo.

sábado, 17 de octubre de 2015

Abstracto

Abstracto, polos opuestos, piezas distintas


Al mirar sus ojos cansados pude entender que era allí donde comenzaba la vida, entre lo difícil y lo hermoso, entre sus sueños y los míos. No éramos el uno para el otro, éramos solo él y yo. Algo así como un lienzo con muchos colores, mucha mezcla, muchos matices pero que finalmente era arte. 

viernes, 16 de octubre de 2015

Inviernos

frases de amor, historias de amor, frases cortas


Él quería completar sus vacíos conmigo como si fuese una pieza más de su rompecabezas, pero él no sabía que yo también estaba incompleta.



jueves, 15 de octubre de 2015

Dino | Octubre 15'

amor por los perros, mi perro murio, frases de mascotas


A veces son humanos quienes nos hacen sentir amor, otras son los animales -que uno llega a amar como a persona- quienes nos hacen aflorar un amor diferente y desinteresado. Un enojo fugaz, un gruñido rebelde, una caricia corta, un lamido sucio, un cariño brusco. El demuestra su amor así, muy a su estilo, muy natural. 



Mi dulce espera

mi dulce espera, embarazo, 34 semanas, frases de embarazo

Te imagino como se imaginan solo las cosas hermosas, con los ojos cerrados y los nervios en el pecho. Me invade un mundo de emociones y ese eres tú. No sabía cuánto se puede amar a alguien tan pequeño, a alguien que aún no has visto. 


Diario de Lucía

desamor, fin de una relacion, sola


Para la semana treinta y cuatro comencé a sentirme sola aun estando con él. Asumí que era un mal síntoma en una relación. Era como dormir junto a una almohada porque hasta un peluche produce más sentimiento. Entonces hice una lista de las cosas que se iban perdiendo, su ausencia, el romance, la pasión, ese dar cada día, la emoción.


Me quedé con cosas muy superficiales y las reemplace por actitudes de él que antes no conocía. Todo era más drama y tragedia, decidí que para la semana cuarenta me iría porque sentía como el rencor crecía muy adentro de mi misma, esas ganas de expulsar todo aquello que había guardado y el tiempo mal invertido. Todo estaba planeado, pero mientras tanto nos íbamos hiriendo el uno al otro con una mezcla de desamor y orgullo, para ver quien ganaba la batalla. Opté por darme por vencida y fingí que él era el ganador  para al menos librarme de unos cuantos pecados menos. Lo único conmovedor de esta historia era volver a los recuerdos, a las fotografías y unas cuantas cosas más que aún quedaban por ahí. No cabía duda que su orgullo y soberbia habían asesinado el amor que sentía por él. Tanto así que ya ni me importaba si él sentía lo mismo, pues cuando pierdes el encanto por alguien, se pierde el interés. Se pierde todo.