domingo, 24 de mayo de 2015

Mi amor

el amor del bueno, diario de una pasion, frases del diario de una pasion

Me arropé fuerte en sus brazos para recordarme a mi misma lo que había perdido, lo que había olvidado. El amor del bueno te hace ver con mayor fuerza la luz que llevas dentro. La enciende, no la apaga. 




sábado, 16 de mayo de 2015

Para Mila

cielo de los perros, mi perro se murio, historias de perros, cocker

Una mañana de noviembre, despertó en mi la curiosidad al escuchar a los vecinos gritar a alguien. Mi intuición me hizo pensar que se trataba de alguien pequeño de cuatro patas, entonces abrí la puerta y ella con ojos asustados y grandes subió las escaleras de mi casa como pidiendo ayuda.

La recibí en el balcón y con algo de temor acaricié su pequeña cabeza blanca y ella respondió con mucha ternura. Saqué de la cocina un par de camotes fritos que mi madre había hecho para mí y se los di.

Dudaba que en casa me aceptaran una mascotas más, pues creo que ya eran suficientes con los cinco amiguitos que ya teníamos adentro. Pasaron las horas y la bonita cocker blanca que al parecer llevaba varios días en las calles de San Juan, seguía fiel en el umbral de mi casa.

Dieron las seis de la tarde y llegó mi papá, al quien sin mucho que decirle la aceptó en casa. Ella misma con esa carita tierna lo convenció de que la adoptara para siempre.
Así fue que Milagros llegó a mi hogar, para darnos amor y muchos momentos, que sin ser muy juguetona logró ganarse el amor de todos. 

Pasaron diez años, muchas navidades juntas, muchos cumpleaños junto a Mila, escuchando sus ronquidos al dormir. Pero los años son traicioneros y no pasan en vano, sé que nada es eterno o al menos la vida. Mila partió al cielo de los perros para encontrarse con mis demás mascotas que se fueron antes, supongo que ahora estará con chiquitín, Nick y Kimi, siendo los mismos amigos de siempre.

Su presencia no fue eterna y su ausencia en la casa se siente al ver que su camita no está, pero lo que si será eterno son los recuerdos y momentos de felicidad que Mila me dejó.


Hasta siempre mi Mila.