viernes, 29 de marzo de 2013

Todo cuenta


Entre películas de amor y un poco de desorden de cosas viejas. Me llené de emoción.
Es que hay cosas que se descubre de uno mismo después de tiempo y sorprende.
Sabía que era detallista pero no tanto, también que era romántica, pero no cursi.
Solía pensar en personas que quiero, pero no recordaba escribir mensajes para ellos en lugares muy escondidos.
Hay ciertas cosas que el cuerpo hace desde el fondo y la mente no recuerda.
¿Qué se siente saber que hay alguien que piensa tanto en ti?
Hay detalles en silencio, hay detalles nunca entregados y otros nunca recibidos.



Todo cuenta.