lunes, 30 de agosto de 2010

El cuento feliz

erase una vez, erase una vez asi, blog erase una vez

La vida era distinta,como todo ahora.
mis dedos más pequeños,
mis manos más libres y sucias.

Mis mañas más continuas y sin razón,
mis lágrimas más tiernas y felices,
mis travesuras eran increíbles y únicas.

Los peinados bien atados y estirados,
las dos colitas y mi cabello lacio que terminaba
alborotado al final del jardín.

Mis mentiras piadosas y blancas.
Mis problemas: la pierna rota de mi muñeca nueva
o el pelo de mi barbie enredado.

Mi trabajo imaginario y multifacético
y el dinero falso que me hacia millonaria en ese instante.
Mis hijos, que en nada se parecían a mi, no lloraban y
el llanto lo fingía yo para hacer todo mas real.

La comida deliciosa de flores aplastadas y
piedritas mezcladas en la ollita rosada.

Al final del día, los veía a todos tan grandes
mirando hacia abajo y dándome un cariñito bien
disimulado.

Esperaba dormir para volver a soñar
el día que yo fuera grande e imaginaba que
algún día mi juego se hiciera realidad.

Ahora, que ya todo eso terminó,
y el sueño de antes de verme grande ya se
cumplió, ahora quisiera esperar dormir
para recordar cuando todo era felicidad
y yo niña.