lunes, 25 de septiembre de 2017

Primavera

primavera, blogs, blogger


Fui a dar un paseo. Uno de esos escapes donde te propones dejar de lado todo aquello que no sea natural. En mi equipaje llevé conmigo una extensa lista de buenos deseos, música para reflexionar y una gran cuota de humildad para poder verme a los ojos como desde hace mucho no lo hacia.

Me encontré con distintas situaciones mientras camina por la orilla del mar. En cada pequeña ola que reventaba en mis pies, sentía que al retirarse, se llevaba cada parte de mi que ya no quiero que habite. Y así, en ese camino, caí en la cuenta de todo aquello que he aprendido en los giros que da la vida —mi vida— en esos paraderos donde nos deja el destino y que a veces, no sabemos el porqué.

Aproveché el ocaso de la tímida primavera y sentí una vez más el agua irse de mi. Llevándose —literalmente— el verano, el invierno, el otoño y dejándome con este presente cálido que abraza el alma. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario