domingo, 19 de febrero de 2017

Mudanza

Her, Frases de Her, Separación

Cuando terminas una relación, cuando estás por separarte y llega el momento de empacar, no solo guardas con tus pertenencias, también te llevas los recuerdos, los sueños, los momentos, las risas, las lágrimas, las luchas. Recoges por cada sitio de la casa instantes de felicidad, ves en la mesa que ahora luce vacía a una familia almorzando con amor, no solo ves sillas, te ves a ti y a él, juntos por última vez. Al voltear por la cocina te sientes culpable por no haber aprendido a hacer su plato favorito y entonces te recuestas en los muebles y ves todo pasar en cámara lenta. Se obvian los problemas y solo quedan los motivos por los que hasta ese día llegaste.

Al terminar un hogar se rompe con promesas, con ataduras escondidas y se apaga poco a poco la voz que siempre solías escuchar. Por más que en el presente ya no exista un amor real, de esos que duran por siempre, el dolor te impulsa a detenerte para recoger con todo y para hacer un resumen de lo que fue tu vida en ese lugar. Al llegar el carro de mudanza intentas subir todo con rapidez para no sentir más el adiós en tus venas, entonces cuando solo falta la última caja y estás a punto de cerrar la puerta de la que fue tu casa, no cierras una puerta, cierras una etapa y como siempre pones llave, pero esta vez la dejas debajo y te vas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario