lunes, 9 de noviembre de 2015

36 semanas

embarazo primerizo, primeriza, 36 semanas, miedo de embarazadas


Estaba a poco tiempo de dar a luz, los nervios y las dudas eran parte de mí día a día. Pero llegó un momento en uno de esos tantos que desistí en la idea de cuestionarme tanto y de indagar en otras madres como sería mi futuro como madre. Es como si alguien en mi interior me hubiera dicho - “¡oye! Ellas no van a decidir en tu futuro”- sentí que lo que lograba era atormentarme en vez de calmar mi ansiedad. 

Dejé de seguir algunas páginas para madres, blogs de mamás que tocaban temas como: “como dormir y no morir en el intento” “a mamá nadie la cuida” “como recuperar tu vida” y así mil temas de esta índole, que en lo personal, no va conmigo.

Simplemente me cansé de temas así, quise hacer un cambio y mirar desde otra perspectiva la vida de una madre primeriza. Entonces, cuando dejas de fijarte o ver cómo viven otras mujeres su maternidad buscas la forma y anhelas vivir la tuya a tu estilo, como mejor se te acomode, como más te haga feliz. Porque si hay algo de cierto en estar en paz con uno mismo es que esa tranquilidad le transmites a quienes tienes cerca. Lo mejor de esperar el día que tenga a mi  bebé en mis brazos es que aprenderemos juntos, no hay otra forma. 

Así como en la vida, que se aprende de prueba - error. Viviremos juntos un día a la vez y ese será mi mejor testimonio como madre. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario