viernes, 21 de abril de 2017

Carta al pasado

el eterno resplandor de una mente sin recuerdos


He intentado comunicarme contigo de cualquier forma, cerrando los ojos, desempolvando recuerdos, buscando fotos. Bastó con volver a escuchar la melodía de aquél momento para retroceder y volver a ti. Quiero decirte que te he echado de menos, que he extrañado el ruido que soltabas cuando me apretabas justo en ti. Que aún a lo lejos siento el olor de tu cansancio mezclado con el aroma de tu perfume natural, ese, del que siempre quería tener en mí.

Intenté buscarte en el pasado, pero olvidé que el pasado no tiene teléfono, no usa tecnología y es muy probable que no exista. Absurdamente esperé siempre a la misma hora por ti y nunca te vi. Canté una y mil veces la canción que tanto nos gustaba para llamar a la esencia de tu alma, creyendo ilusamente en el poder de la mente, en la telepatía. Creyendo por inocencia en tus promesas. Te busco para despedirme de ti y quizás esta es una muy buena excusa para desfogar aquello que callé por miedo a tu ira. Sí, miedo a ver tus gestos transformados y tus palabras más fuertes que cualquier bofetada. Pero no tiene caso decirlo ahora. Creo que algún día me cruzaré en algún lugar contigo y de nuevo sabré, aunque aún con un poco de necedad, que lo mejor fue dejar que busques aquello que no encontraste en mí.

Como todo cuento, deja una moraleja. La mía fue entender que amar a alguien no es lo necesario para tenerla por siempre, porque aun amándote a mi manera no fue la forma que tu querías ser amado. ¿Confuso verdad? Me llevó 286 días entenderlo y tragarlo como algo que no te agrada, con esfuerzo. Sin respirar y sin pensarlo. Te eché de menos muchos días, nos perdimos muchas celebraciones, muchos abrazos, mucho camino. Pero tú ya no estás, quizás tu cuerpo pero no ese encanto que me conquistó y aunque esta carta nunca la leerás, quiero que sepas algo. A pesar que suene un tanto soberbio, y es que, sé que yo conocí la mejor versión de ti.

Febrero 14'

8 comentarios:

  1. en algun momento pase por algo parecido y escribirle una carta para no entregarsela me hizo sentir mejor, aunque luego la queme jaa.. pero es que hay cosas que uno tienes que desfogar como dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguir el blog :) que bueno que te gustó.

      Eliminar
  2. La tristeza, la nostalgia, etc. …la banda sonora de un duelo. A veces ocurre que el amor no da más de sí.
    Un abrazo, Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De fondo es como una banda sonora de un duelo como tú dices y sólo queda superarlo, como toda pérdida.
      Un abrazo para ti también Karima.

      Eliminar
  3. Muy emotiva entrada...un placer leerte
    Saludos
    Mar

    ResponderEliminar
  4. Como el pasado ya no esta, aferrarse a él, es aferrarse a la nada.
    Muy bueno :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque al comienzo difícil, nada es imposible.
      Para mirar atrás si adelante hay mucho por recorrer.
      Saludos Herny!

      Eliminar