lunes, 27 de enero de 2014

Viento de verano

Cuando sientes que perdiste tu encanto, entonces, es momento de reinventarte; para vivir, para no herir.
Es una necesidad cuidar nuestro ángel, nuestras alas. Ese niño que todos tenemos en nuestro interior es algo que no debemos dejar escapar. Porque una vez que esa magia se va, también se va parte de ti. Justo esa pieza más importante: tu esencia. 


persepolis, niño interno, encanto

3 comentarios:

  1. nunca hay que perder tu esencia, estés donde estés, lo que estés haciendo o con quién estés
    un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Tu comentario en mi blog me trajo hasta esta entrada, y creo que era justo lo que necesitaba leer, algo inspirador. Gracias!

    Saludos :)!

    ResponderEliminar