jueves, 5 de diciembre de 2013

Diciembre doce

que nadie corte tus alas, erase una vez asi


Desde que somos niños, imaginamos, pensamos y soñamos.
Siempre pensaré que esta etapa es fundamental para poder educar y darles amor.
Hay niños que desde pequeños sueñan con ser pilotos, doctores, abogadas, artistas, etc. Pero los padres confunden el hecho de querer proteger, con cortar parte de sus sueños.
Por eso, va esto:


La fragilidad de mis sueños
los quieres desplumar
son mis alas las que me quieren elevar
¿Dónde queda mi decisión?
¿Dónde está mamá?
te veo pero callas,
te siento pero te alejas
Me rechazas porque quiero ser libre
y porque a ti un día tampoco te dejaron volar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario