viernes, 25 de octubre de 2013

La llamada inesperada

julia zavala, erase una vez asi, blog erase una vez, historias de amor, llamada, frases de amor


Después de 210 días, ella volvió. La última vez que vio su rostro pronunciando que volvería al día siguiente, él no supo más de ella. Hasta ese día que recibió su llamada inesperada. Los días sin ella fueron fáciles y difíciles. Como todo adiós sorpresivo, no es tan simple despertar y saber que no volverás a ver ni escuchar la voz de la persona que te acompañó por muchos meses. Pero el tiempo te hace entender que a veces es necesario distanciarse para saber qué es lo que realmente quieres y sobre todo, a quien.
Aún a lo lejos, él recordaba con mucha delicadeza y cautela los momentos con ella. Sin embargo, había siempre algo que hacia olvidarla desde afuera, pero no desde de adentro; desde el corazón. Desde el alma.

Él no se imaginaba su retorno tan de improviso, sin anunciarse, sin ni siquiera dar señales antes. Pero así fue, muy temprano ella despertó con ganas de saber de él, esperando sus disculpas, intentando explicar los motivos a pesar de la distancia. Pero sobre todo, buscando estar de nuevo de su mano y seguir.
Luego de una larga conversación sin reproches pero con mucho asombro; citaron sus cuerpos en uno de los lugares que solían frecuentar en el pasado. Él estaba hecho un manojo de dudas, de desconcierto, pero sabía claramente que era para confirmar si aún al verla había amor o si por el contrario, era momento de cerrar por completo ese libro.
Llegó el día y él ya estaba ahí parado, esperando por ella. Los nervios en las manos, los cuerpos brotaban energía, algo mágico pasaba; se abrazaron tan fuerte y breve. Pero fue hermoso. La conversación fluía, la confianza al hablar, tan igual como lo era antes.
El motivo de la separación era aquello que es importante en toda relación, la confianza. Y es que los celos tienen gran parte de imaginación pero casi nada de verdad. Después de hablar en exceso por muchas semanas, ya no tenía caso disimular lo que aún había en los dos. Amor.

julia zavala, erase una vez asi, blog erase una vez, historias de amor, llamada, frases de amorz


No fue la reconciliación de novela clásica, pero fue la más sencilla y eterna. Juntos intentando construir lo que un día descuidaron. Es difícil describir la situación, pero cuando vuelves a ver a alguien con la que te sientes tan atraído y encajado, no puedes dejar de intentar. Aún más, cuando ambos quieren seguir de la mano.
Volver a ver a alguien después de mucho tiempo, trae respuestas, subsana heridas, despeja de dudas. Pero sobre todo, te hace ver con más realidad que elegir de una vez por todas. Si dejarlo como una experiencia o saber que es a ella a quien puedes decir: te amo con el corazón. 


 *Yo sí creo que el amor sólo pasa una vez, pero de verdad.

1 comentario: