domingo, 20 de octubre de 2013

Hasta luego

triste san valentin, el encanto de uno mismo, frases de olvido, fin de una relacion

Luego de un suspiro lo miró con los ojos tímidos y resentidos, en ellos se transportó al pasado. Lo miró fijamente por segundos eternos y le dijo: te extraño, pero no a ti, sino a lo que fuiste y dejaste de ser.

Ella soltó con delicadeza su mentón y se alejó suavemente como una cortina con las ventanas abiertas en pleno invierno, y así se fue, como quien suelta un papel al viento, como quien pierde a una mujer sin darse cuenta.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario