miércoles, 8 de agosto de 2012

Día 7



Lo que forma el tiempo se puede perder por un antojo de paso.
Y también, se puede hacer perder parte del corazón del otro.


 *Ahora ya no tiene caso mirar atrás...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario