miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mio

El tiempo exige.

Respirar un amor tranquilo,
acariciarlo sin tenerlo, pronunciar
su nombre y de inmediato tenerlo
en mis brazos.

Sin mucha ternura, la felicidad invade
y las noches se llevan los sueños, pero duermo
en paz.

Y pasa el tiempo sin aniversario ninguno y
se hace una vida.
Los detalles perfectos se hicieron en los
obsequios invisibles que solo ese amor
podrá ver.



_Vestida de azucar...


No hay comentarios.:

Publicar un comentario